Las Infecciones Asociadas a la Atención en Salud (IAAS) son uno de los mayores problemas para la seguridad del paciente, afectando directamente la calidad en la prestación de servicios, igualmente generan una gran carga económica a las instituciones prestadoras de servicios de salud debido al aumento de la estancia hospitalaria, re-intervenciones, consumo de antimicrobianos y para los pacientes discapacidad a largo plazo, mortalidad evitable, entre otros. Aquí radica la importancia del Mantenimiento de una técnica aséptica eficiente para las prácticas de atención en salud y el uso oportuno de productos con acción detergente, desinfectante para áreas y superficies hospitalarias y dispositivos médicos.